Les carnets d'experts

Rojeces
Rojeces

Las pieles sensibles suelen reaccionar rápida y excesivamente a los cambios de temperatura, al frío, al viento, a los productos de higiene y/o de aseo irritantes, a los productos inadecuados...
Las rojeces son más o menos intermitentes pero siempre desagradables y molestas. No hacen excepciones con ningún tipo de piel, lo mismo atacan a las pieles secas que las grasas o mixtas.



Es una cuestión de grado

 

Las rojeces intermitentes también llamadas “flushes” son una reacción vasodilatadora aguda, que puede ser debida:

- Situaciones poco importantes o a veces un poco estresantes, por ejemplo una pregunta complicada a un estudiante, una conversación afectiva, conmovedora, o conflictiva.
- Un cambio de temperatura también puede afectar también a nivel del rostro.
- Una alimentación muy caliente, bebidas alcohólicas o a ciertos alimentos (especias, mostaza).
- Casi nunca se debe a una enfermedad sistémica. Consulte a su médico, si él lo cree conveniente le efectuará un examen adecuado.


Las rojeces intermitentes que se convierten en permanentes: eritrosis.

Durante un flush, los vasos sanguíneos del rostro se dilatan rápidamente, recuperándose poco después, sin embargo con el transcurso del tiempo plazo estas rojeces pueden convertirse en permanentes a nivel de las mejillas, es lo que llamamos eritrosis.



La Eritrosis cuando se acentúa: cuperosis.

Algunos capilares están más dilatados apreciándose fácilmente. Estas pequeñas venitas rojas (telangiectasias para vuestro médico) constituyen lo que vulgarmente llamamos la cuperosis.




Aparición de granos: la rosácea.

Denominada también acné rosácea, porque además de las rojeces aparecen unos granos que recuerdan el acné de los adolescentes. Aparecen granos blancos (pústulas) en el rostro que estropean nuestra apariencia.



 


Los cuidados:


Por suerte todos estos casos pueden ser tratados.
Para una mayor eficacia, vuestro médico, empezará por descartar las enfermedades de la piel que puedan provocar las rojeces, como la dermatitis atópica, la dermatitis seborreica, los eccemas de contacto y las dermatitis irritantes.

Posteriormente y según los casos, recetará:

  • Productos dermocosméticos para activar la circulación de los vasos sanguíneos del rostro, como el ruscus por ejemplo, de origen vegetal. Es necesario su uso prolongado para obtener buenos resultados.
  • Los antibióticos por vía oral como las tetraciclinas, son también utilizados.
  • Los tratamientos locales, el más común con metronidazol.
  • La electrocoagulación que permite coagular los capilares dilatados, y más recientemente los láseres vasculares, permiten tratamientos más profundos y reducen el riesgo de cicatrices.
Enviar por e-mail
  • Consejos de cuidados personalizados
  • Ofertas especiales & concursos
  • Opiniones a propósito de tus productos favoritos

Cada piel tiene sus necesidades particulares,
encuentra tu ritual de cuidados en Eau Thermale Avène.

Empieza ahora
  • Productos recomendados para para resolver tus problemas de piel
  • Acceso a tus productos favoritos y comentarios
  • Registro de tus compras para recompensar tu fidelidad
Inscríbete ahora

Búsqueda en curso

Login required

You must log into your Avène account to save this information.


Login or create an account